De bancos centrales, gobiernos y Bitcoin

El mundo económico globalizado se ha tambaleado por los efectos del Covid-19 y el futuro del capitalismo tradicional está en suspenso.

 

Los principales bancos centrales del mundo y el Banco de Pagos Internacionales consideran que debido a la rapidez de la innovación en pagos y tecnología financiera con criptomonedas, «es necesario priorizar este trabajo de manera adecuada y proceder rápidamente» y establecer mecanismos de coordinación para regular la emisión de criptomonedas. 

 

Banco de Pagos Internacionales, es una organización creada para promover la estabilidad financiera y monetaria mundial, ha dado a conocer un informe en el que se establece la coexistencia del efectivo con las criptomonedas, y destaca que el uso de dinero FIAT se ha reducido durante la pandemia.

Esta es una forma coloquial de decir que las instituciones fiduciarias del mundo están sintiendo la presión del sistema económico descentralizado. Tal vez no se les haya pasado por la cabeza que la creación de estos instrumentos tenía como objetivo la obsolescencia de estas instituciones.

 

Pérdida de control de los bancos centrales 

 

Ahora la preocupación de los bancos centrales es la pérdida de control que las criptomonedas pueden causar en el largo plazo. Cada vez es más viable que los bancos pierdan terreno y poder sobre el grueso poblacional.


Esta falta de control generará inestabilidad política, porque al fin y al cabo los gobiernos obedecen a las políticas monetarias que establecen sus amos (estos mismos bancos centrales).

El sistema intentará por todos los medios aferrarse al poder. Los gobiernos tratarán de regular, limitar y sancionar el uso de las criptomonedas de tal forma que el introducirse en este mundo genere más problemas que beneficios, para desincentivar su adopción.

Estas medidas autoritarias harán evidente que la reacción llegue tarde y no podrán alcanzar ningún objetivo realista puesto que los gobiernos no disponen de los recursos necesarios en un marco democrático para impedir que las personas tomen el sistema económico que más les convenga.

 

Autores: Yisel Villamizar, David Bellido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top