*********************************** ***********************************

Criptomonedas de los bancos centrales: ¿Será 2022 el año de las CDBC?

criptomonedas criptoeuro CDBC

Son varios los proyectos de criptomonedas de bancos centrales (CDBC) que están ya en proceso. El euro digital comenzó en un julio de 2021 su fase de investigación, que durará dos años. La Reserva Federal de los Estados Unidos estudia la viabilidad de un dólar digital; China ya ha lanzado en 10 ciudades piloto el yuan digital, e India ha anunciado la rupia digital para 2022 o 2023.


Si no puedes con el enemigo, únete a él. Quizá es lo que han pensado algunas administraciones ante el imparable aumento en la popularidad de las criptomonedas, y, por ello, han iniciado proyectos de monedas digitales emitidas por los bancos centrales (CDBC por sus siglas en inglés).

Es interesante este informe elaborado por BBVA Research en el que hacen una advertencia: las criptomonedas han ido acompañadas de Tecnologías de Registros Distribuidos o Distributed Ledger Technology (DLT), siendo la más conocida la tecnología blockchain, que permite un mecanismo descentralizado para comprobar la legítima propiedad de las monedas y transferir dicha propiedad. 

Por analogía, explican, la literatura sobre CBDC, por lo general, parte de la base de que se sustentarán en una categoría de DLT. Pero la escalabilidad sigue siendo un desafío para las DLT, y la comparación con los sistemas de pago tradicionales basados en los bancos centrales (Sistemas de liquidación bruta en tiempo real –RTGS, por sus siglas en inglés–) permite llegar a la conclusión de que estos últimos son, en términos generales, más eficientes que los sistemas de pago basados en blockchain, lo que suscita ciertas dudas sobre las premisas de las CBDC: ¿por qué los bancos centrales pasarían de un sistema más eficiente a otro menos eficiente? 

Para entender un poco mejor que son las CDBC, anotan desde BBVA, hay que tener en cuenta que el efectivo es un tipo de activo que combina cuatro características: 

  • Se intercambia entre pares (sin conocimiento del emisor).
  • Es universal (cualquiera puede tenerlo).
  • Es anónimo. 
  • No devenga intereses.

Las CBDC, explican, constituyen una alternativa al dinero en efectivo que también es entre pares (peer-to-peer), pero abre la posibilidad de introducir cambios en las otras tres características:

  • Pueden ser de acceso universal o restringido a un grupo particular de usuarios. Asimismo, las DLT pueden ser abiertas o cerradas (por ejemplo, limitadas a bancos o instituciones financieras).
  • Pueden ser anónimas (como el efectivo) o identificadas (como las cuentas corrientes). Las primeras responden a la idea de las CBDC basadas en tokens, y la segunda a las CBDC basadas en cuentas.
  • Pueden pagar intereses o no. La desvinculación del efectivo del papel-moneda abre la posibilidad de incluir como característica los intereses, tanto en la variante basada en cuentas como en la basada en tokens.

El euro digital

Son varios los proyectos ya iniciados (y bastante avanzados) de criptomonedas dependientes de banco centrales. Una de ellas es el euro digital, del que apuntan en la web del Banco Central Europeo que un euro digital seguiría siendo un euro. Sería una forma electrónica de dinero emitido por el Eurosistema (el BCE y los bancos centrales nacionales) que todos los ciudadanos y empresas podrían utilizar —como los billetes, pero en formato digital—“.

Un euro digital, resaltan, no sustituiría al efectivo, sino que lo complementaría. El Eurosistema seguirá asegurando que tengas acceso a los billetes y monedas en euros en toda la zona del euro. Sería una opción más, anotan, “para realizar tus pagos y los facilitaría, contribuyendo a la accesibilidad y a la inclusión financiera”.

Dan tres razones principales para argumentar la creación de la CDBC europea

  • Un euro digital sería un instrumento seguro que haría que los pagos diarios fueran rápidos y fáciles.
  • Respaldaría la digitalización de la economía europea y fomentaría activamente la innovación en los pagos minoristas.
  • El BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro están estudiando sus ventajas y sus riesgos para que el dinero siga dando un buen servicio a los europeos.

2 años de pruebas para el euro digital

El pasado 14 de julio de 2021, el Banco Central Europeo (BCE) anunció el inicio de la fase de investigación del proyecto de un euro digital

Su presidenta, Christine Lagarde, afirmó que su objetivo era “garantizar que, en la era digital, los ciudadanos y las empresas sigan teniendo acceso a la forma de dinero más segura, el dinero de banco central”.

La fase de investigación tendrá una duración de 24 meses y su objetivo será abordar aspectos clave relativos al diseño y la distribución. Un euro digital, explicaron, debe ser capaz de atender las necesidades de los europeos, contribuyendo al mismo tiempo a impedir actividades ilícitas y evitar cualquier impacto no deseado en la estabilidad financiera y la política monetaria. 

“Mantendremos contactos con el Parlamento Europeo y con otras autoridades europeas, y les informaremos periódicamente sobre nuestros resultados. Los ciudadanos, los comercios y el sector de pagos también participarán”, apuntó Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutivo del BCE y presidente del Grupo de Trabajo de Alto Nivel sobre un euro digital. 

Durante la fase de investigación del proyecto, el Eurosistema se centrará en un posible diseño funcional que se base en las necesidades de los usuarios y que incluirá la participación de grupos específicos, el desarrollo de prototipos y trabajo conceptual. En esta fase se examinarán las necesidades de usuario que un euro digital debería atender de forma prioritaria para cumplir sus objetivos: una forma de dinero de banco central digital sin riesgo, accesible y eficiente.

El proyecto también, subrayan, arrojará luz sobre las modificaciones del marco legislativo de la UE que pudieran ser necesarias y que se analizarán con los colegisladores europeos, quienes decidirán al respecto. 

También en esta fase se evaluará el posible impacto de un euro digital en el mercado, y se identificarán las opciones de diseño que permitan garantizar la privacidad y eviten riesgos a los ciudadanos, a los intermediarios y al conjunto de la economía de la zona del euro. 

Asimismo, se definirá un modelo de negocio para los intermediarios supervisados en el ecosistema del euro digital. 

Hasta el momento ya se han realizado pruebas en distintos ámbitos: el registro del euro digital; la privacidad y la prevención del blanqueo de capitales; los límites a la circulación de un euro digital; el acceso de los usuarios finales cuando no estén conectados a internet, y el fomento de la inclusión con dispositivos adecuados. Y no se identificó, resaltan, “ningún obstáculo técnico importante en relación con las opciones de diseño analizadas”.

Tanto el servicio de liquidación de pagos inmediatos de TARGET (TIPS, por sus siglas en inglés) que ofrece el Eurosistema, como otras alternativas, como la tecnología blockchain, fueron capaces de procesar más de 40.000 transacciones por segundo. Las pruebas también sugirieron que es posible diseñar arquitecturas que combinen elementos centralizados y descentralizados.

Según estas pruebas, anotan, una infraestructura central de euro digital sería respetuosa con el medioambiente: “En las arquitecturas que hemos probado, la electricidad consumida para efectuar decenas de miles de transacciones por segundo es insignificante en comparación con el consumo energético de criptoactivos como el bitcoin”.

El dólar digital

También desde Estados Unidos se abren a la creación de una criptomoneda del Estado. En la web de la Reserva Federal explican que, “aunque no se han tomado decisiones sobre si buscar o implementar una moneda digital del banco central, hemos estado explorando los beneficios y riesgos potenciales de las CBDC desde una variedad de ángulos, incluso a través de la investigación y experimentación tecnológica. Nuestro enfoque clave es si una CBDC podría mejorar un sistema de pagos doméstico de los EE. UU. que ya es seguro y eficiente”.

Una CBDC, indican, permitiría al público en general realizar pagos digitales. Sin embargo, como responsabilidad de la Reserva Federal, una CBDC sería el activo digital más seguro disponible para el público en general, sin riesgo de crédito o liquidez asociado. La Junta de la Reserva Federal ha emitido un documento de debate que examina los pros y los contras de una posible CBDC de EE. UU.

La rupia digital

Donde ya han dado el paso es en la India. El pasado 1 de febrero de 2022, como informan en Europa Press, el Gobierno de la Indica anunció que tenía previsto el lanzamiento de una rupia digital entre 2022 y 2023

Además, propondrá un impuesto del 30% sobre las ganancias patrimoniales derivadas de la compraventa de criptomoneda. 

Esta divisa digital india estará administrada por su Banco Central y usará “blockchain y otras tecnologías”, mencionaron.

El yuan digital

Si un proyecto de criptomoneda de un banco central está realmente avanzado es el del yuan digital. 

El pasado 17 de enero de 2022, Reuters publicaba este artículo al respecto, en el que aseveraban que las billeteras online del yuan electrónico habían experimentado una adopción masiva en las 2 semanas posteriores a su lanzamiento público, “pero su uso real en las transacciones ha sido mucho menos impresionante”.

El Banco Popular de China (PBOC), detallaron, estaba intensificando las pruebas de la moneda digital, denominada e-CNY, antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, que comenzaron el 4 de febrero de 2022. Pero el uso de e-CNY todavía está limitado a 10 ciudades «piloto» principales.

El 4 de enero de 2022, el PBOC lanzó su aplicación de billetera e-CNY en las tiendas de aplicaciones para teléfonos móviles. La billetera digital se convirtió en la aplicación gratuita más descargada en la tienda de aplicaciones Apple iOS de China el 8 de enero, y permaneció en esa posición durante cinco días consecutivos. Además, se ha descargado más de 2,5 millones de veces, según la consultora de investigación Sensor Tower. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top