*********************************** ***********************************

La Agencia Tributaria vigila tus criptomonedas: guía para la declaración de la renta 2022

criptomoendas Agencia Tributaria

Entre el 6 de abril y el 30 de junio de 2022 hay que presentar las declaraciones de la Renta y Patrimonio 2021. Si tienes criptomonedas en el extranjero, o has obtenido beneficios con ellas, la Agencia Tributaria quiere saberlo. Te contamos cómo hacerlo. 


Nunca falta a su cita. Siempre fiel. Cada año, como la Navidad, llega el momento de presentar la declaración de la Renta. Y en los últimos, como novedad, si posees criptomonedas, o has hecho operaciones con ellas, la Agencia Tributaria quiera saberlo. Así es cómo se debe hacer

Antes de entrar en materia, nunca está de más recordar cuáles son las fechas clave para la Campaña de la Renta 2021/2022:

  • Del 6 de abril al 30 de junio de 2022: presentación por Internet de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2021.
  • Del 5 de mayo al 30 de junio de 2022: la Agencia Tributaria podrá confeccionar tu declaración de Renta 2021 por teléfono (la solicitud de cita debe hacerse entre el 3 de mayo y el 29 de junio).
  • Del 1 al 30 de junio de 2022: la Agencia Tributaria podrá confeccionar tu declaración de Renta 2021 presencialmente en sus oficinas (solicitud de cita desde el 26 de mayo hasta el 29 de junio).

¿Cómo declarar las ganancias con criptomonedas ante la Agencia Tributaria?

Se toma prestada esta Guía sobre Criptomonedas y Hacienda, elaborada por la asesoría online ASESORAE, para explicar cómo quiere la AEAT que declares tus divisas digitales

En primer lugar, hay que subrayar que no existe obligación de presentar la declaración de la Renta si los ingresos no están por encima de los 1.000 euros, ya procedan estos de nóminas, intereses, dividendos, alquileres o criptodivisas. Eso sí, cuando se supera esa cantidad, aunque sólo sea en un euro, Hacienda ha de tener conocimiento al respecto. 

En cuanto a las pérdidas, recuerdan en ASESORAE que no hay ninguna obligatoriedad de incluirlas; no obstante, se aconseja hacerlo. 

En lo que concierne directamente al tratamiento de las criptomonedas en la Renta 2022, hay cuatro apartados en la declaración en los que es probable que tengas que incluir estas operaciones con divisas digitales: 

  1. Ganancias y pérdidas por transmisión: la actividad típica de compraventa e intercambio de criptomonedas como permutas, trades, etcétera.
  2. Rendimientos de capital: los intereses, el stacking. En la asesoría online ponen el ejemplo de Binance, donde se envían monedas digitales que generan rendimientos.
  3. Ganancias y pérdidas sin transmisión: airdrops, programas de referidos, hardforks, etcétera. Es decir, “cuando aparece una moneda virtual en la wallet (monedero) sin haber transmitido ningún activo”, explican. 
  4. Actividad económica: la minería, el trading, la compraventa de criptomonedas para terceros, etcétera.

Tanto el segundo como el tercer apartado tributan en la parte especial de la renta con estos porcentajes.

  • Ganancias hasta 6.000 euros: 19 %
  • Ganancias entre 6.001 y 50.000 euros: 21 %
  • Ganancias entre 50.001 euros y 200.000 euros: 23 %
  • Ganancias de más de 200.001 euros: 26 %

Por su parte, las cantidades que correspondan a las actividades del primer y del cuarto apartado tributan en la parte general entre el 18 % y el 47 %. 

Declarar las criptomonedas en el extranjero con multas de, como mínimo, 10.000 euros

Con la aprobación de la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, se estatuyó la obligación de proporcionar “información sobre las monedas virtuales situadas en el extranjero de las que se sea titular, o respecto de las cuales se tenga la condición de beneficiario o autorizado o de alguna otra forma se ostente poder de disposición, custodiadas por personas o entidades que proporcionan servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros, para mantener, almacenar y transferir monedas virtuales”.

Ojo, que la sanción por no hacerlo no es, ni mucho menos, baladí. Esto es lo que dice el apartado de sanciones en dicha normativa: 

“En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre las monedas virtuales situadas en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada moneda virtual individualmente considerada según su clase que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros”.

“La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada moneda virtual individualmente considerada según su clase, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración Tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios”.

Publicidad de criptomonedas

No sólo la Agencia Tributaria está cerrando el cerco sobre las criptomonedas. También la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España advirtieron sobre los “riesgos” de las divisas digitales en un comunicado conjunto en el que advertían de que “ninguna emisión de criptomoneda ni ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España. Esto implica que no existen criptomonedas ni tokens emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión”.

Más recientemente, el pasado 22 de diciembre de 2021, el Consejo de Estado despachó el Proyecto de Circular de la CNMV, relativa a la publicidad sobre criptoactivos. Lo que deja vía libre para estatuir dicha regulación. 

En la circular se apunta que “los criptoactivos tienen una presencia cada vez mayor en el sistema financiero, y si bien su desarrollo en el mercado español presenta importantes oportunidades, también supone retos en al ámbito de la protección de los inversores, puesto que actualmente no existe una regulación completa al respecto que responda adecuadamente a estos riesgos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top