*********************************** ***********************************

¿Qué es el merged mining?

Merged mining es un protocolo que permite que un minero pueda usar su poder de computación para extraer bloques en múltiples cadenas simultáneamente.


A inicios del año 2014, se empezó a implementar un nuevo protocolo de minería en el que un mismo minero podía minar bloques de dos blockchain distintas al mismo tiempo, concepto conocido en la actualidad como merged mining o minería combinada.

El protocolo que permite la minería combinada se denominó Auxiliary Proof of Work o AuxPow, y posibilita que un mismo minero pueda utilizar su poder de cálculo para generar diferentes hash y comprobarlos en varias redes blockchain distintas sin pérdida de rendimiento y con un alto nivel de seguridad.

Origen del merged mining.

El inicio del merged mining empezó en las redes de Bitcoin y Namecoin. Una de las características que permiten la minería combinada es que obligatoriamente deben compartir el mismo algoritmo de minado, en este caso el SHA-256. Posteriormente el desarrollo continuó en las redes de Dogecoin y Litecoin que comparten también el mismo algoritmo de minado, en este caso, scrypt

Ya en 2009, el misterioso Satoshi Nakamoto mencionó en un hilo en Bitcointalk la posibilidad de compartir el poder de cálculo de los mineros para encontrar hashes en varias redes de forma simultánea, lo que demuestra que Satoshi ya había visto la posibilidad de este tipo de operaciones, y abría la puerta para la investigación y construcción del proceso.

Funcionamiento del merged mining.

Como ya hemos comentado, las redes blockchain que se quieran minar a la vez deben funcionar bajo el mismo algoritmo de minado. Por ejemplo, Bitcoin puede ser minado junto a cualquier otra criptomoneda, siempre que esta utilice el mismo algoritmo, en este caso, SHA-256.

En la minería combinada siempre habrá una red blockchain que funciona como la red principal (donde el minero realiza todo el proceso de minado del bloque) y otra que funciona como la red auxiliar (acepta esos procesos como prueba de trabajo para la minería de bloques en su propia red). De esta manera, si el minero consigue minar un bloque en la blockchain de Bitcoin, recibirá su recompensa en Bitcoin y si consigue minar un bloque de Namecoin, recibirá la recompensa en Namecoin,

En cualquier caso, las cadenas de bloques de Namecoin y Bitcoin están completamente separadas, simplemente se prueba si el hash generado sirve como solución para una de las dos.

Pros y contras del merged mining.

Pros: 

Permite que un mismo equipo minero pueda generar nuevos bloques a la vez en dos o más blockchain diferentes, con lo que aumenta su ganancia. Además, debido a que los mineros generalmente comercian entre las dos monedas para mantener la que prefieren, hay un aumento en la liquidez para ambas criptomonedas.

Al hacerlo también se refuerza la seguridad de la red de proyectos pequeños o nuevos y, al mismo tiempo, estas cadenas auxiliares ganan exposición al estar asociadas con una cadena de bloques más popular.

Contras:

La integración del merged mining requiere un trabajo de desarrollo en la cadena auxiliar para adaptarla a esta funcionalidad. Al cambiar de otro protocolo de minería a este se debe realizar una bifurcación y será necesaria otra bifurcación dura si alguna vez desea alejarse de la minería fusionada.

Otro inconveniente es que, aunque los mineros no requieren energía adicional, sí necesitan más trabajo de mantenimiento, ya que al extraer bloques de dos cadenas hay también el doble de conexiones. Esto puede provocar que algunos mineros consideren que ese mantenimiento adicional no merezca la pena.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top