*********************************** ***********************************

Tecnología blockchain: así funciona un explorador de bloques

que es la blockchain

La blockchain es un elemento indispensable para operar con criptomonedas, aunque sus aplicaciones van mucho más allá. Si estás en este mundo, no te va a quedar otra que entender qué es eso de la cadena de bloques. Nosotros te queremos ayudar.


Algo que no se puede poner en duda sobre la tecnología blockchain es su alto de nivel de seguridad, transparencia e inmutabilidad. Pasan los años y cada transacción sigue disponible para ser visualizada y analizada por cualquier persona. 

Gracias a este gran libro de contabilidad, que es la cadena de bloques, los usuarios de criptomonedas pueden estar seguros de que cada transferencia es real, ya que tienen la opción visualizarla en vivo. 

Si se tiene en cuenta que muchas personas, en el momento de transferir una criptomoneda a otra dirección, envían también un enlace para ver la transacción en la cadena, para algunas –sobre todo los menos duchos en la materia– resultará un poco difícil entender lo que están viendo.

¿Qué es un explorador de bloques?

Un explorador de bloques es una herramienta que permite visualizar y explorar los bloques y transacciones que conforman la blockchain, es decir, se pueden ver absolutamente todos los movimientos que se han realizado a lo largo de la historia de la criptomoneda que se esté analizando. 

Cabe resaltar que existen varias páginas web que ofrecen esta herramienta, lo que no significa que una empresa o un sitio tenga poder o acceso sobre ella, puesto que la cadena de bloques es pública y cualquier persona tiene capacidad para crear una web que permita visualizarla.

¿Cómo usar un explorador de bloques?

Para este ejemplo se usará el explorador Blockchain.com, que no tiene que ver con los desarrolladores de la cadena de bloques ni con Bitcoin, es simplemente una herramienta de visualización que cuenta con su propio exchange.

Al ingresar, la página mostrará una gráfica con el precio del Bitcoin y, debajo de ella, una sección con los últimos bloques que se han añadido. Si se hace clic en “ver todos los bloques”, aparece la lista completa con cada uno de los bloques que se han creado y añadido a la cadena en orden del más al menos reciente. Además, habrá 5 columnas con los siguientes detalles:

    • Altura: se refiere a la posición del bloque en la cadena, el primer bloque en la historia de la blockchain de Bitcoin (bloque génesis) tiene altura 1, el siguiente altura 2, y así sucesivamente.
  • Hash: es el identificador del bloque, un hash es una cadena de texto alfanumérica que se construye a partir de la información contenida dentro del bloque, de esta manera, no hay dos bloques con hash iguales.
  • Minado: se refiere al tiempo que ha pasado desde que se añadió ese bloque a la cadena.
  • Minador: hace referencia a quién fue el/los mineros que añadieron el bloque a la cadena.
  • Tamaño: es la suma en bytes de todas las transacciones que contiene el bloque

Cuando se ingresa a cualquiera de los bloques (es posible hacer clic tanto a la altura como al hash) se mostrarán algunos detalles que, aunque variarán ligeramente dependiendo de la página web que se esté usando, serán más o menos los siguientes:

  • Confirmaciones: cuando un bloque es construido por el minero, este lo envía a los demás usuarios para determinar su validez, una vez añadido a la cadena se dice que tiene una confirmación. Con cada bloque nuevo que se añada a la cadena, la cantidad de confirmaciones subirá. Por ejemplo, cuando se añadió el bloque génesis a la cadena, sólo tenía una confirmación; al añadir el bloque siguiente pasó a tener 2 confirmaciones; en el momento en el que el número de bloques total de la cadena era 100, el bloque génesis tenía un centenar de confirmaciones. Este número, además de informar sobre la cantidad de bloques que se han creado después de él, sirve para asegurar que el bloque es válido.  Cuántas más confirmaciones reciba, menor probabilidad de tener un error. 
  • Sello de tiempo: fecha y hora en la que se añadió el bloque a la cadena.
  • Número de transacciones: la cantidad de transacciones que se incluyeron dentro del bloque.
  • Complejidad: se refiere a la dificultad del bloque para ser minado, esta dificultad se modifica cada 2.016 bloques.
  • Volumen de transacciones: es el estimado de la cantidad total de Bitcoin que se tramitaron en ese bloque.
  • Recompensa del bloque: es la cantidad de Bitcoins que se llevó el minero o grupo de mineros por crear el bloque y añadirlo a la cadena.

Debajo de esos datos estarán una por una las transacciones contenidas en el bloque con el/los remitentes y el/los destinatarios (recordad que Bitcoin permite hacer envíos a más de una dirección en una misma transacción), cada uno con la cantidad que envió y la que recibió. Al igual que los bloques, las transacciones tienen detalles como hash, fecha, tamaño, etc.

¿Cómo saber que una trasferencia realizada es real?

La mejor manera de entender cómo se puede comprobar la validez y veracidad de una transferencia en la blockchain es con un ejemplo:

María le envió un Bitcoin a Julia, y esta última quiere saber si la transferencia es real y efectivamente fue realizada. Para ello, tiene dos opciones:

  • Que María le envíe el hash de la transacción (muchas billeteras permiten verlo).
  • Que ella misma ingrese en un explorador de bloques y aporte la dirección en la que recibió la transferencia.  

En este punto tendrá toda la información de su billetera: cuántas transacciones ha hecho en total, cuánto ha recibido, cuánto ha gastado… 

Lo que tendrá que hacer Julia es revisar si aparece una transferencia con el número de billetera de María como remitente, con la fecha y hora en la que se realizó y por el monto correcto. Si no aparece algo así, simplemente aún no se ha realizado la transferencia o todavía no se ha hecho efectiva. 

Pero, ojo, el mero hecho de que la transacción aparezca no es suficiente, por seguridad, es mejor esperar a que el número de confirmaciones aumente (así como los bloques tienen confirmaciones, las transacciones también). 

Por lo general, una confirmación es suficiente para montos menores de 1.000 dólares, 2 confirmaciones valen para operaciones de entre 1.000 y 10.000 dólares; 6 confirmaciones es el estándar de seguridad para la mayoría de las transacciones y aptas para pagos menores a 1.000.000 de dólares. Por encima de esta cantidad, se aconseja esperar, al menos, 60 confirmaciones. 

Por lo tanto, si Julia encontró la transacción de María, y esta tiene una confirmación, quiere decir que ya se realizó, sin embargo, lo mejor que puede hacer ella es esperar al menos 6 confirmaciones para estar totalmente tranquila y segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top