*********************************** ***********************************

Un traficante de drogas olvidó las contraseñas de sus cuentas y perdió 53,6 millones de euros en Bitcoin

Son muchas las historias reales sobre criptomonedas que parecen sacadas del guión de una película surrealista. Una de ellas es la del traficante de drogas que olvidó las contraseñas de sus cuentas, en las que había logrado acumular 6.000 BTC. Es decir, que perdió 53,6 millones de euros en Bitcoin. Se llama Clifton Collins, es irlandés, tiene 49 años y, entre otras cosas, usó su fortuna en criptodivisas para comprar y aprender a pilotar un autogiro. 

Pero Collins no dedicó todos sus Bitcoin a darse caprichos, sino que quería ahorrar. Por eso, cuando vio que estaba acumulando una importante cantidad, decidió repartir sus 6.000 Bitcoin en 12 cuentas distintas con 500 Bitcoin cada una. Imprimió los códigos de acceso a estas cuentas con monedas virtuales en un papel A4 y los escondió en el fondo de uno de sus aperos de pesca. Desgraciadamente para él, en 2017 fue arrestado tras ser descubierto con una cantidad indeterminada de cannabis preparada para su venta.

Estuvo en prisión cinco años y, durante ese tiempo, entraron a robar en la casa alquilada donde había guardado las contraseñas de sus cuentas de Bitcoin. Por si fuera poco, el casero acabó tirando todas las pertenencias del Sr. Collins al vertedero, sin que, aparentemente, nadie encontrase las claves. Así es como este traficante de drogas perdió 53,6 millones de euros en Bitcoin. Por cierto, los desechos del vertedero al que fueron arrojados los aperos de pesca del Sr. Collins tienen como destino final plantas de procesamiento de residuos en Alemania y China.

Tras conocer lo sucedido, el Departamento de Investigaciones Criminales de Irlanda (Cab por sus siglas en inglés) marcó las cuentas de Bitcoin del traficante como incautadas. Lo que, en realidad, no les servirá de mucho, ya que, obviamente, tampoco pueden acceder a las mismas. Sí consiguieron, no obstante, incautar exitosamente otra cuenta que contenía 1.5 millones de € en BTC y 100.000€ en efectivo tras su detención.

El señor Collins no pensó en que una mejor manera de guardar las claves podría ser emparedando en un agujero un OpenDime, o con un berbiquí en un mueble… Quizá enterrando un Ledger Nano en algún lugar remoto del que sólo él supiera la localización exacta. O tal vez haciendo un sano uso de la criptografía, encriptando las 24 palabras mediante algún método cuya forma de reversión únicamente conociera él.

Pero no lo hizo, olvidó sus claves y perdió 53,6 millones de euros en Bitcoin. Lo más probable es que queden para siempre inaccesibles. Unos cuantos millones más a sumar a la gran lista de criptomonedas perdidas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top