*********************************** ***********************************

Realizadas las primeras transacciones de Visa con criptomonedas: liquidaron con una stablecoin en la red Ethereum

La primera transacción de Visa con criptomonedas se dio con la stablecoin USDC en la red Ethereum.


Desde el pasado 30 de marzo, Paypal permite pagar con Bitcoin y otras criptomonedas en Estados Unidos. Antes, supimos que Microsoft plantea activar la compra con Bitcoin en Xbox. Y, en medio, se produjo la primera transacción de Visa con criptomonedas. El corolario es evidente: las grandes empresas se han dado cuenta de que las monedas digitales son el futuro (al menos una parte muy importante del mismo) y no quieren quedarse atrás. La operación de Visa se realizó con la stablecoin USDC en la cadena de bloques Ethereum

En un comunicado, la compañía asegura que Visa se fundó con el objetivo de crear “el principal sistema mundial para el intercambio de valor”. En el mundo actual, indican, “eso significa adaptar la red de Visa a las nuevas formas de dinero”. Con ese propósito, han dado este primer paso con la llegada de esta criptomoneda estable a Visa. Bitcoin, quizá, será la próxima. O puede que Ethereum. Seguramente no habrá que esperar mucho para saberlo. 

Cada día, explican, se opera con miles de millones de dólares en el servicio de liquidación de Visa, “de manera segura, confiable y predecible. Es un sistema que ha servido al sector financiero tradicional, y a los consumidores y propietarios de negocios cotidianos, durante décadas”. Ahora se hacen una pregunta, pensando en todos aquellos a los que les vendría muy bien poder usar Visa con criptomonedas: “¿Qué pasa con las fintechs y los neobancos, que gestionan sus negocios en monedas digitales como Bitcoin, Ethereum o USDC?”. Y ponen el ejemplo de Crypto.com.

«Crypto.com quiere permitir que millones de consumidores de todo el mundo accedan y utilicen criptomonedas», apunta Kris Marszalek, director ejecutivo y cofundador de Crypto.com. “Creemos en el poder de esta tecnología para mover dinero de manera eficiente entre nuestros clientes, razón por la cual hemos construido nuestra propia infraestructura comercial y de tesorería sobre las monedas digitales. Los socios como Visa, que tienen la capacidad de aceptar e interactuar criptomonedas, nos ayudan a maximizar los beneficios de las monedas digitales«.

Visa, criptomoneda, dos palabras que hasta no hace mucho parecía imposible que mezclaran. Y ahora lo hacen con absoluta naturalidad, ¿cómo? Detallan que “el proceso de liquidación estándar de Visa para las compras realizadas con tarjetas Visa de Crypto.com, requiere, por parte de Crypto.com, convertir criptomonedas en moneda fiduciaria tradicional que Visa acepta, lo que agrega costos, tiempo y complejidad a sus procesos comerciales diarios”. Se presenta otra interrogante: “¿Podemos facilitar que las empresas criptonativas trabajen con Visa para administrar sus negocios de un extremo a otro en moneda digital? Para cumplir, necesitábamos ayuda de nuestro socio Anchorage, el primer banco de activos digitales registrado a nivel federal”.

«Visa vino a nosotros en 2019 con una idea: hacer posible los pagos con criptomonedas de manera segura y eficiente al vincular la tesorería de Visa con la plataforma de custodia de Anchorage», señala Diogo Mónica, cofundador y presidente de Anchorage. «Esto le daría a la próxima generación de emisores nativos criptográficos la opción de liquidar directamente con Visa en una moneda digital a través de una blockchain pública«.

¿Por qué elige Visa stablecoin?

El primer paso, exponen en Visa, fue elegir la criptomoneda que, de manera inicial, ofrecerían a sus clientes como alternativa a la moneda de liquidación tradicional. E iniciaron el examen:

  • Demanda: ¿qué activos están interesados ​​en liquidar y recibir nuestros clientes? ¿Existe un ecosistema vibrante y una comunidad de desarrollo que respalde este activo?
  • Estabilidad: ¿fluctúa el precio? ¿Existe suficiente liquidez para convertir hacia y desde el activo digital? ¿Cuánto tiempo tomarían las transferencias dentro y fuera de este activo digital y cómo afecta eso al proceso de liquidación?
  • Seguridad: ¿Tiene el activo un conjunto claro de protocolos regulatorios y de cumplimiento que lo respalden? ¿Hay actores y socios de infraestructura confiables que lo respalden? ¿Existe una gobernanza o un esquema claro que respalde el activo? ¿Existen vulnerabilidades o riesgos importantes?

Inquiriendo en cada uno de esos criterios, llegaron a la stablecoin USDC. Esta, subrayan, se acerca a los 10.000 millones de dólares en suministro circulante con una sólida comunidad de desarrolladores y una creciente adopción entre las empresas de cifrado y las instituciones financieras por igual. Además, “la criptomoneda estable de Coinbase y el Center Consortium (el organismo rector detrás del USDC) han demostrado un historial de cumplimiento claro y compromiso regulatorio para infundir confianza”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top